6 Motivos para no mezclar el Sexo y alcohol


27 enero, 2017 Facebook Twitter LinkedIn Google+ noticias sexo barcelona


sexo y alcohol

6 Motivos para no mezclar el sexo y alcohol

Es difícil para los amantes del alcohol y la fiesta el dejar de beber, aunque para ello dejemos pasar o perder determinados placeres, sensaciones, o experiencias.

Si es cierto que algunas personas tienen fuerza de voluntad y consiguen durante algunos días, incluso algunos durante algunas semanas abstenerse del consumo, para sentir la vida sin alcohol o bien como propósito de abstinencia temporal, como el ejemplo del Dry January ( enero seco ).

Es ya algo más que reiterado que el alcohol y el sexo no son buenos amigos, repasemos cuales son los inconvenientes del alcohol y también de mezclar ambos “ placeres”.

  1. La llamada visión etílica. Una experiencia que muchos habremos vivido, el aumento continuado de alcohol en nuestro cuerpo nos hace que progresivamente veamos a la gente de distinta forma y de distinto aspecto, cuantas veces hemos oído que una chica  a las 10 mientras cenamos la vemos fea, a las 12 de la noche cuando bailamos en la discoteca la vemos atractiva, y a las 3 de la madrugada ya no podemos resistirnos a su gran atractivo y su belleza y la chica sigue siendo la misma.
  2. Amnesia. Nos levantamos a las 3 de la tarde, con un cansancio bárbaro, ganas imperiosas de ir al lavabo a realizar un pi-pi, dolor de cabeza, y nos encontramos que en la cama que conocemos hay alguien a quien no conocemos, ni nos suena de nada, o todavía peor, no sabemos ni en que casa nos encontramos ni donde está el lavabo. Aunque si la situación fuera más favorable, la persona que nos encontramos acostada en la cama es esa por la que hacía tanto tiempo suspirábamos, y, ¡ no me acuerdo de nada de lo que pasó !.
  3. Problemas de comportamiento. No seríamos los primeros ni los últimos que encontraríamos en Youtube un video colgado por algún simpático amigo, en el cual aparecemos nosotros, de fiesta, pero lo más interesante es que estamos desnudos alardeando con un calzoncillo promocionado por un famoso. Aunque también están los casos contrarios y nos podemos encontrar llorando desconsolados en los brazos de algún desconocido.
  4. Sexo inseguro. Fácilmente olvidaremos colocarnos un preservativo si no somos conscientes de lo que estamos haciendo o bien no tendremos paciencia para colocarlo o que nos lo coloquen.

  5.  Impotencia. No os preocupéis, le ha pasado al 100% de los hombres que han bebido en exceso, no hay forma de que ese pene se levante por mucho que intentemos animarlo con técnicas de reanimación, masaje de pene, boca pene, nada, nada sirve, se ha muerto.
  6. Y por último aquellos que consiguen levantar el ánimo, difícilmente repetirán y podrán seguir degustando de más orgasmos.
Comentarios